Lo más destacado de la primera visita de un Papa al reino musulmán de Baréin

El Papa Francisco es el primer pontífice que viaja a Baréin, un pequeño archipiélago del golfo pérsico cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional. Aterrizó el jueves 3 de noviembre y se marchara el domingo 6.

Este reino musulmán está flanqueado al oeste por Arabia Saudita (país al que está conectado por un puente de 26 km llamado Calzada del Rey Fahd) y al sureste por la península de Catar. 

Convivencia entre Oriente y Occidente 

Invitado por las autoridades civiles y eclesiásticas, uno de los motivos principales de este encuentro ha sido asistir a la clausura del «Foro de Baréin para el Diálogo. Oriente y Occidente por la Convivencia Humana», un encuentro interreligioso deseado por el rey del pequeño archipiélago de 33 islas, Hamad bin Isa Al Khalifa y que ha tenido lugar los días 3 y 4 de noviembre. Se trata del 39º viaje apostólico de Francisco. 

En Baréin hay unos 80.000 católicos que proceden de distintas partes del mundo, especialmente de África, América, India, Filipinas y otros países, sobre todo los vecinos como Líbano, Jordania e Irak. Se trata de comunidades de rito latino, siro-malabar, siro-malankara, maronitas, sirias, etc. Esto da un aspecto especial a la Iglesia local, según ha revelado en una entrevista para Vatican News el administrador apostólico del Vicariato de Arabia del Norte, Monseñor Paul Hinder. 

Aunque en este país se aplica la ley islámica, las religiones gozan de libertad de culto. 

El abrazo entre el Gran Imán y el Papa

En el Foro de diálogo entre las religiones, el gran imán de Al-Azhar, Mohamed Aḥmed al-Tayyib, máxima autoridad del islam suní, abogó por un diálogo entre religiones para la paz y el diálogo entre Oriente y Occidente.

También pidió un diálogo dentro del Islam «serio» y «a favor de la unidad y del acercamiento».  Además, se disculpó «por las cosas en las que no estamos de acuerdo» y solicitó «corazón abierto» y «manos extendidas» a «nuestros compañeros musulmanes chiítas». 

Al-Tayb recibió al Pontífice a su llegada a la plaza Al-Fida del Palacio Real de Sakhir, en Awali. Ambos se dieron un abrazo que muestra el vínculo desarrollado a lo largo de los años y reforzado por los cinco encuentros que han mantenido desde 2016. Francisco se aloja en el «Palacio Real de Sakhir» propiedad del gran imán de Al-Azhar de durante estos tres días de viaje, informa Vatican News. 

Discurso del Papa Francisco 

En este encuentro para el diálogo de las religiones, el Papa Francisco (se puede ver todo el evento en este vídeo) concluyó el Foro de diálogo con los líderes de las distintas confesiones. En su discurso, el Papa Francisco clamó contra la pena de muerte (que se aplica en el país) y pidió por la paz en Ucrania. 

Algunas ideas que dijo Francisco en su discurso:

«Vivimos tiempos en los que la humanidad, conectada como nunca antes lo había estado, se encuentra mucho más dividida que unida». 

«Después de dos terribles guerras mundiales, después de una guerra fría que durante décadas tuvo al mundo en vilo, en medio de tantos conflictos desastrosos en todas partes del globo, entre voces de acusación, amenaza y condena, nos encontramos aún tambaleantes en el borde de un equilibrio frágil, y no queremos desplomarnos».

Llama la atención una paradoja: mientras la mayor parte de la población mundial está unida por las mismas dificultades, afligida por graves crisis alimentarias, ecológicas y pandémicas, así como por una injusticia planetaria cada vez más escandalosa, algunos poderosos se concentran en una lucha decidida por intereses particulares, desenterrando lenguajes obsoletos, redefiniendo zonas de influencia y bloques contrapuestos».

Oración, educación y acción 

«Los líderes religiosos no podemos dejar de comprometernos y de dar buen ejemplo». 

«Quisiera, por tanto, delinear tres desafíos que se desprenden del Documento sobre la Fraternidad humana y de la Declaración del Reino de Baréin, sobre los que se ha reflexionado en estos días. Estos desafíos se refieren a la oraciónla educación y la acción». 

En concreto, quisiera destacar tres emergencias educativas. En primer lugar, el reconocimiento de la mujer en ámbito público, “en la instrucción, en el trabajo, en el ejercicio de los propios derechos sociales y políticos”. 

«En segundo lugar, la protección de los derechos fundamentales de los niños». 

«Y en tercer lugar, la educación a la ciudadanía, a vivir juntos, en el respeto y la legalidad». 

Dejar de apoyar a los movimientos terroristas  

«Es necesario interrumpir el apoyo a los movimientos terroristas a través del suministro de dinero, armas, planes o justificaciones y también la cobertura de los medios, y considerar esto como crímenes internacionales que amenazan la seguridad y la paz mundiales». 

Por la tarde, se celebró el encuentro ecuménico presidido por el Papa Francisco para rezar por la paz desde la Catedral de Nuestra Señora de Arabia.

 

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE